CÚRCUMA PARA LA TOS.

Las propiedades de la cúrcuma son verdaderamente sorprendentes. En Asia es utilizada para multitud de rituales y ceremonias, y eso se debe a que allí se valora como una planta mágica... no tanto por los poderes mágicos y esotéricos, como por los beneficios medicinales y de buena salud de los cuales podemos aprovecharnos.

La cúrcuma es una planta que se utiliza como condimento en la cocina, a veces únicamente como colorante. Es uno de los componentes del curri. Y desde hace unos años atrás se estudia la incidencia positiva en algunos tipos de enfermedades como la diabetes, la artrosis o incluso el cáncer.

Cuando tenemos tos con flemas, cuando no paramos de toser y toser. Podemos echar mano a la cúrcuma. Hay varias formas de tomarla, varios tipos de remedios caseros de preparar la cúrcuma. No obstante, la forma más fácil es con miel. 

Por ejemplo, si no podemos dormir a causa de la tos, pues simplemente bastará con una chucharadita de miel con un poco de la especia. Si la tos persiste, podemos repetirlo a la hora u hora y media.

Otra forma de tomarla en con azúcar moreno. La elaboración es un poco más complicada, pero aun así es sencilla. Te tienes que tomar la cucharada de azúcar y cúrcuma mezclada, pero no te lo tragues, mantenlo en la boca hasta que  se vaya deshaciendo. 

BAÑOS TERAPÉUTICOS PARA LA TOS.


Si toses y toses  y no puedes expulsar las mucosidades, puedes echar mano al vapor. El vapor, puede ser perjudicial cuando sufrimos de asma o tenemos muy irritados los bronquios. Pero si no es el caso, y queremos expulsar las mucosidades, respirar el vapor en una habitación, nos facilitará en nuestro propósito.

Cuando salimos de la ducha y respiramos el vapor, la humedad que respiramos pude lubricar y fluidificar las mucosidades, facilitando la expulsión de esto. Hay que sumar que el mismo calor que respiramos y que nos aporta un baño caliente, hace que los bronquios se habrán, se dilaten y se faciliten el paso de los cuerpos extraños del pulmón.

Para ello, únicamente debemos llenar con agua caliente la bañera, y una vez llena, introducirnos en ella. Podemos echar sales u hojas de eucalipto o menta. Cerramos bien la puerta y las ventanas y permanecemos en la bañera 10 minutos. Si terminamos con una ducha fresca, movilizamos la circulación sanguínea y activamos la respiración, veréis que en ese momento podéis expulsar las mucosidades.

Advertencia. No realizar este remedio si estamos con fiebre, tenemos problemas cardíacos, de circulación, piel irritada, etc...

Curiosidad: Cuando la causa de la tos se debe a una infección, suele haber detrás una acidificación del cuerpo. Verter al baño las sales de baño, o simplemente echar sal marina, puede que ayude a alcalinizar la sangre... a depurarla.


CLAPPING RESPIRATORIO Cómo se hace el drenaje para la tos.


Personalmente he visto como un médico aplicaba esta técnica, sencilla y que podemos hacer todos, para ayudar a expulsar las mucosidades que tenemos alojadas en los bronquios. Se trataba de un niño con una bronquitis tan fuerte que le obligaba a estar ingresado. Los niveles de oxígeno era muy reducidos porque sus bronquios se encontraban taponados. Después de que el médico realizara el "clapping", y de que el niño acabara de toser y de expulsar todo lo que tenía, el paciente se relajó y los niveles de oxígeno volvieron a valores normales. Señal de que había desalojado las mucosidades del pulmón.

La forma de hacer el clapping es muy sencilla, y la puedes hacer incluso a niños y a personas mayores. Lo ideal es que a la persona que se lo vayas a hacer sepa que es y pueda contribuir a su bienestar tosiendo de vez en cuando. 

Como los pulmones se ramifican desde el centro hasta los laterales, es conveniente que los golpecitos se den el los laterales, por eso colocamos al paciente en decúbito lateral (en posición fetal). Estos golpecitos transmitirán la vibración y facilitará que la mucosidad se despegue de las paredes de los bronquios o bronquiolos. Puedes practicar los golpecitos entre 4 y 5 minutos por zona y, aunque en ocasiones no se realiza, lo idel es hacerlo con el paciente inclinado, entre 10 a 30 grados con las piernas por encima.



Lo mejor es ver el vídeo de abajo. Aunque el título del vídeo es "Fisioterapia Respiratoria", esta técnica no es exclusiva de esta rama de sanitaria, sino que también la practican enfermeros o médicos. Pero no te preocupes, tú mismo, viendo este simple vídeo puedes practicarlo si tienes a alguien que necesite expulsar la mucosidad pulmonar.



MASAJE PARA LA TOS.


No hay que infravalorar los efectos del masaje para recuperarnos de muchos males. Entre los beneficios que podemos conseguir con los masajes, está el beneficio de poder reducir la tos y aliviar la irritación y molestias que pueda producir esta.

Debemos recordar que la tos es simplemente un mecanismo que tiene nuestro cuerpo de extraer las flemas del pecho... no es una enfermedad en sí y aunque puede molestar, es la forma que tiene nuestro cuerpo de limpiar las vías respiratorias. Con un masaje podremos movilizar la zona del pecho, hacer más viscosas las mucosidades y por tanto eliminarlas mejor e irritando menos la garganta.

Si se trata de un niño pequeño, este sencillo masaje que se ve en el vídeo.


Si se trata de una persona adulta, lo ideal es hacer el masaje tanto por delante como por detrás, por el pecho y por la espalda por la zona dorsal. El masaje en sí debe tener fricciones para calentar y presiones en la dirección ascendente, arrastrando la palma de la mano con una presión. La dirección será de los laterales hacia al centro y desde abajo hacia arriba (desde la lumbar hacia la nuca). También puede acompañarse con unas palmaditas en la espalda en las mismas direcciones.

Es conveniente que a quien le vayas a hacer el masaje, esté tumbado o un poco inclinado y boca abajo o en prono. Para que facilite la expulsión así.

Por último, puedes practicar antes de realizar el masaje, unas inspiraciones de vahos. VAHOS DE EUCALIPTO.

MALVAVISCO PARA LA TOS.

Cuando tosemos y tosemos, se nos irritan mucho las vías respiratorias, los bronquios, la garganta, etc... Para aliviar las mucosas y reducir la tos irritativa sobre todo, podemos echar mano a una planta que está considerada como una de las mejor para la tos: El malvavisco.

El malvavisco es una planta que está considerada como una de las mejores demulcentes, esto quiere decir que tiene la capacidad de aliviar la irritación de las mucosas. Esta propiedad, demulcente, lo consigue mediante una sustancias que desinflaman y alivian el dolor y que además producen un medio en el cual impiden la proliferación del patógeno.
En referencia a la tos, y a la mucosidad hay que decir que el malvavisco contiene una sustancia pegajosa que cubre la garganta con una capa protectora y deshace el moco alojado en los pulmones, lo que facilita su extracción.
Es una planta que podemos encontrar en Europa, África y Norte américa. Y sus propiedades medicinales se conocen y se utilizan desde hace más de 2.000 años.

Para tomar el malvavisco, os proponemos una infusión, aunque también puedes incluirlo en la comida como condimento.

Preparación:

Quizá puedas comprar las infusiones ya preparadas. Sino, puedes comprar o recolectar la planta y echar una cucharada de esta planta por taza de agua. Se calienta el agua hasta que rompa a hervir y luego se echa. Se deja 5 minutos y se cuela.
Se puede endulzar al gusto, una buena opción sería con miel, miel de tomillo o de azahar. Se debe tomar una infusión de malvavisco 3 veces al día.

Por cierto, no confundir el malvavisco golosina con la planta: malvavisco, bismalva o hierba cañamera (Althaea officinalis)


MASMELOS O NUBES CON LECHE.

Los dátiles, el chocolate, la miel, el anís, la Coca-cola, el rábano e incluso el jarabe comercial que se vende para la tos, tienen algo en común: que son dulces. Fijaros en la miel, es un alimento muy rico y calórico, del que no es tampoco aconsejable abusar de él porque tiene mucha glucosa, azúcar (carbohidratos de cadena simple) En cambio, viene de maravilla para aquellos catarros en que la musidad se queda alojada en el pecho y expulsamos a medida que tosemos.

Pues bien, hay otro ingrediente dulce que nos puede servir para prepara un remedio para la tos, ideal para niños, se trata de los masmelos, también conocidos malvavisco, nube o esponja. Se trata de una golosina que seguramente todos conocéis y está compuesta en mayoritariamente por: azúcar o jarabe de maíz, clara de huevo batida, gelatina previamente ablandada con agua, goma arábiga y saborizantes.

La preparación del remedio es muy sencillo y debe tomarse cuando la tos empieza a irritar la garganta o si por la noche no se para de toser.

Simplemente tenemos que llenar un vaso con leche muy caliente y echar las nubes, se deja un tiempo hasta que se deshagan y entonces se toma antes de acostarse. Puede que sea más rápido si calientas la leche y a medida que se calienta echas las nubes y remueves. Otra variante del remedio nos dice que debemos licuar los masmelos con un poco de leche.

Este es un remedio que he encontrado por Internet, es de los más curiosos que he leído, pero bueno, cosas parecidas hemos visto, como el caso de la Coca-Cola, que empezó como jarabe para la tos y acabó siendo una bebida.



LA EQUINACEA, aliada contra la tos.


La equinácea es un grupo de plantas que cuentan con una larga historia como remedio medicinal, no solo para la tos, sino para un sin fin de males. Pero es especialmente conocida para los procesos de gripe y sus consecuencias como (bronquitis, laringitis, faringitis, sinusitis, otitis, amigdalitis) y sobre todo para los ataques de tos.

En los últimos años, la comunidad científica médica se ha centrado en comprobar los efectos de la equinácea sobre los procesos gripales, incluyendo sus partes en medicamentos utilizados para combatir la tos. Se ha comprobado que aumenta la producción de defensas que ayudarán a combatir los virus y bacterias.

Antes de hacer o tomar este remedio, tienes que tener en cuenta que la equinácea o echinácea, no está indicado para bebes o personas que sufran de indigestiones. Además, es buena idea comprobar si se produce alguna reacción alérgica en la piel.... aunque no es frecuente.

Ingredientes:

  • Parte aérea de la equinácea (hojas, tallos y flores)
  • Agua
  • Miel de azahar (u otra al gusto)


Preparación:
Se llega a hervir medio vaso de agua, una vez rompa ha hervir se vierte la echinacea que anteriormente deberá se cortada en trozos pequeños y haber sido retirada la raíz.
Se deja enfriar un poco para poder tomar, y se cuela. Puede ser endulzado al gusto. Mejor con un poco de miel.

Uso:
Se debe tomar 3 infusiones al día. Una antes de acostarse, y otras en ayunas. El tratamiento no debe durar más de 5 días seguidos.