Orujo de cortezas de árbol.


La corteza del roble es muy buena para algunos males de nuestro cuerpo, pero es especialmente beneficiosa para aquellas afecciones del aparato respiratorio, ya sea por tos de fumador, por una bonquitis, tos ferina, etc. y lo mismo podríamos decir de la corteza de encina. Descongestiona y desinflama las vías respiratorias. Junto a las propiedades de las cortezas añadiremos las propiedades antisépticas y balsámicas del pino,   la ortiga y el romero que fluidifican las mucosidades y combaten la infección, en el caso de haberla.
Ingredientes
2 trocitos de corteza de roble
2 trocitos de corteza de encina
2 trocitos de corteza de pino
2 pizcas de ortiga
2 pizcas de romero
1,5 l de orujo

Preparación
Poner a fuego lento el orujo y añadir los trocitos de corteza. Tras 10 minutos, retirarlo del fuego, añadirle el romero y la ortiga y dejar reposar el resultado durante 24 horas. Por último, pasado ese tiempo, debe filtrarse.

Uso
Tomar 2 cucharadas del remedio con leche caliente, en ayunas y otras dos antes de acostarse, durante 40 días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario